Archivo de ‍‍ כסלו / טבת תשע

18
nov

Vaishlaj – Primero, Gracias

   Publicado por : admin    en Torat Emet

BS”D

Vaishlaj – Primero, Gracias

“Hodu laHashem ki tov, ki leolam jasdó…, agradezcamos a Hashem que es bueno, que eterna es Su bondad”, así comenzó David Hamelej el Mizmor (Salmo) 107.

Luego de esa introducción, hace una descripción de personas que atraviesan situaciones difíciles y claman a Hashem con mucha fuerza y se salvan. Luego del alivio, agradecen a Hashem, como está escrito: “Ihodu laHashem jasdó…, agradecen a Hashem su bondad”.

Éste sería el orden natural de las cosas. El problema, el pedido de ayuda, la solución y el agradecimiento. Lo que no queda claro es porque el Mizmor comienza con un agradecimiento, cuando estamos antes del problema y más aún de la solución.

Explica Rabí Natán de Breslev, que en éste Mizmor están incluidas todas las situaciones que una persona puede padecer en su vida, tanto en los aspectos materiales como en los espirituales, los ascensos y descensos que debe pasar cada uno en el transcurso de su vida. Para emerger de los contratiempos, hay que pedir mucho a Hashem, pero primero se debe agradecer por lo que ya se tiene y así reconfortarse sabiendo que Hashem escucha la Tefilá y va a ayudar, así como ayudó hasta ahora.

Así lo dijeron nuestros sabios: “agradecer por el pasado y pedir por el futuro”. Este agradecimiento, nos desbloquea para poder pedir, a la vez que abre el camino a que la Tefilá sea respondida como deseamos.

En los momentos de pruebas hay que concentrarse en las cosas buenas que tenemos. Obviamente lo que más se nos ocurre son las bonanzas materiales. Pero hay algo muy superior y es el hecho de tener posibilidades de cumplir Mizvot, estudiar Torá, decir las Tefilot establecidas, cuidar lo que se mira, lo que se habla, lo que se come, pensar únicamente de la manera que Hashem quiere y hacer todo tipo de Avodat Hashem (servicio al Creador).

Esta forma de pensar y reflexionar en medio de los problemas, es como Shabat, un pedacito del Holam Habá en éste mundo. Con esta visión, se puede disfrutar un simple martes de la misma Kedushá y la alegría que un Shabat.

Esta poderosa arma puede combatir todo tipo de angustia y tristeza porque siempre existe la posibilidad de aislarse y conectarse con una vida de alegría. Tenemos suficientes motivos para agradecer a Hashem.

Así nos enseñó nuestro padre Iaakob cuando hizo TefiláHashem antes de enfrentarse al malvadoEsav. Primero agradeció por todos los favores inmerecidos que le hizo Hashem hasta ese momento y luego pidió que lo ayude. El agradecimiento es la manera de tomar fuerzas para seguir y esperar mientras llega la salvación de Hashem.

Shabat Shalom

Basado en las enseñanzas del Rebe Najman de Breslev

(Adaptado de un Shiur del Rab Menajem Abdeljak)

Content Protected Using Blog Protector By: PcDrome.